Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn
RSS

Activo

7

SEP 2017

0

Modelo 232. Declaración de operaciones vinculadas y con paraísos fiscales

Publicado por: ALTAI Soft | Categorias: Asesorías y Despachos, Contabilidad y Finanzas, Negocios

La Agencia Tributaria ha aprobado el nuevo modelo de declaración informativa de operaciones vinculadas y de operaciones y situaciones relacionadas con países o territorios considerados como paraísos fiscales (modelo 232).

Las diferentes operaciones económicas se presentan a través del modelo 200 en la declaración del Impuesto sobre Sociedades. Sin embargo, el nuevo modelo contempla más supuestos de operaciones que deben ser informadas y cuyo plazo de presentación se ha fijado en cuatro meses después de la fecha de presentación de las declaraciones del Impuesto sobre Sociedades.

El objetivo de esta medida, según afirma el Ministerio, es ‘esencial’ en la lucha contra el fraude fiscal y se regulan en qué casos y con qué límites se deberá informar sobre este tipo de operaciones:

· Información operaciones con personas o entidades vinculadas: operaciones realizadas con la misma persona o entidad vinculada, siempre que el importe de la contraprestación del conjunto de operaciones en el período impositivo supere los 250.000 euros, de acuerdo con el valor de mercado.

· Informar sobre determinadas operaciones específicas siempre que el importe conjunto de cada tipo de operación en el período impositivo supere los100.000euros, independientemente del método de valoración utilizado, debiendo informarse en este supuesto de cada uno de los tipos de operaciones que superen el límite conjunto.

· Aun cuando no se superen los importes conjuntos anteriormente mencionados, existirá igualmente la obligación de informar respecto a aquellas operaciones del mismo tipo y método utilizado, cuando el importe del conjunto de las mismas en el período impositivo sea superior al 50% del importe neto de la cifra de negocios de la entidad.

· También deberán incluirse las Operaciones con personas o entidades vinculadas en caso de aplicación de la reducción de las rentas procedentes de determinados activos intangibles y Operaciones y situaciones relacionadas con países o territorios calificados como paraísos fiscales, independientemente del importe de las mismas.

Orden HFP/816/2017, de 28 de agosto, por la que se aprueba el modelo 232




3

NOV 2016

0

Gestión de almacén y control de stock

Publicado por: ALTAI Soft | Categorias: Contabilidad y Finanzas, Negocios

Cuando una empresa tiene un almacén siempre tiene que tener muy presente el stock. El stock hace referencia a las existencias de los productos que están almacenados. Estos artículos se almacenan para utilizarse posteriormente. Su utilidad va en función de la cantidad que se vaya a necesitar posteriormente.

 

Toda empresa que dispone de un almacén debe tener existencias de sus productos. Nunca se sabe cuándo va a necesitar el cliente tus artículos. Existen distintos tipos de stock, que se clasifican en función de su naturaleza física, del valor económico que tenga y su función. Es recomendable disponer de un sistema de gestión comercial que nos ayude a tener controlados los stock.

 

Nos vamos a centrar en definir el stock de seguridad, para que sirve y cómo se calcula.

 

Cuál es el stock de seguridad

 

El stock de seguridad o también denominado de protección, son los productos que están almacenados por si acaso. Es decir, son los artículos reservados para ocasiones puntuales. Estas ocasiones son las referidas a la escasez de stock debido a la falta de aprovisionamiento. También se puede producir dicha escasez por un aumento constante de la demanda de dicho producto.

 

La función del stock de seguridad es la de evitar en la medida de lo posible que haya problemas con el stock activo. Esto quiere decir que pretende evitar que haya defectos y anomalías de los artículos en almacén y pérdidas o demoras en la entrega. El stock de protección cuenta con un volumen mayor de existencias, por encima incluso del que se necesita.

 

En definitiva, se puede decir que pretende evitar roturas de stock, es como un stock de reserva, como un “colchón”. El término de stock de protección o de seguridad se utiliza mucho en logística para calcular el stock extra que debe tener un almacén. Es un stock necesario por las posibles incertidumbres que se pueden llegar a producto en la oferta y la demanda.

 

Motivos por los que tener un stock de seguridad

 

Anteriormente, hemos descrito para qué sirve este tipo de stock y cuál es, además de sus funciones. Con dicha descripción queda más o menos claros los motivos de porque tener siempre en tu almacén un stock de seguridad. Aun así vamos a enumerar los diversos motivos por los que se debe tener un stock de protección.

 

Este stock, permite que las empresas satisfagan la demanda de sus clientes por los siguientes motivos:

 

? Aumento inesperado de la demanda del producto.

? Retraso en la entrega del producto de los proveedores.

? Averías en la maquinaria de producción.

? Huelgas de almacén.

? Ruptura de stock activo.

? Etc.

 

Cómo calcular el stock de seguridad

 

Toda empresa debe previamente hacer un cálculo de stock de seguridad para una buena gestión logística. Principalmente se basa en:

 

1. Demanda de stock de seguridad o protección.

2. El tiempo de entrega normal del producto.

3. El plazo máximo de entrega en caso de retrasos.

 

Se resta el plazo máximo de entrega al tiempo de entrega normal, ese resultado se multiplica por la demanda de stock. De esta manera obtenemos el cálculo del stock de seguridad.




5

SEP 2016

0

Tipos de amortización para tu contabilidad empresarial

Publicado por: ALTAI Soft | Categorias: Asesorías y Despachos, Contabilidad y Finanzas

Cuando se tiene una empresa hay que tener muy presente como empresario la amortización de nuestros valores, sean activos o pasivos. Afecta contablemente de distinta manera a nuestros ejercicios contables.

 

Es por eso que conviene definir la amortización, cuáles son los tipos de amortización que existen y como nos afectan a nuestra empresa. Así que a continuación vamos a definir que es la amortización.

 

¿Qué es la amortización?

 

La amortización es un término contable que hace referencia a la pérdida de un valor en el tiempo. El gasto de amortización es necesario para la empresa. Se produce una depreciación de los activos del capital. El objetivo final consiste en que la pérdida de valor de ese bien sea rentable para la empresa a lo lardo del tiempo.

 

Ese bien ha sido útil para la producción empresarial prestando sus servicios a lo largo de los años. Esa inversión que supone un gasto contribuye a generar ingresos para la empresa.

 

Tipos de amortización

 

Como hemos comentado existen dos tipos de amortización, amortización de pasivos y amortización de activos.

 

1. Amortización de activos: cuando adquirimos unos bienes tienen una duración en el tiempo según su uso. La amortización de un activo es una depreciación de ese bien que hemos adquirido. Nuestros bienes los vamos amortizando con el tiempo. Este tiempo hace que pierdan su valor inicial. Las empresas hacen inversiones de bienes con un tiempo de vida es por tanto que se produce una amortización.

 

Ese bien adquirido es una inversión para la empresa pero esos bienes con los años pierden su valor y se acaban sustituyendo por otros. Bienes tales como mobiliario, material informático, papelería, software, etc.

 

La adquisición de un bien genera un gasto, ese gasto aparece reflejado en la cuenta de resultados. Lo más común para una buena amortización, es repartir ese gasto en varios años. Cuando se produce esa división repercute en varios ejercicios fiscales.

 

2. Amortización de pasivos: toda empresa tiene préstamos o hipotecas en su haber. La amortización de pasivos hace referencia a cuando amortizamos una hipoteca o un préstamo. Debemos un dinero que lo vamos devolviendo mediante pagos consecutivos en el tiempo. Ese dinero está compuesto por el capital y una serie de intereses. La empresa va devolviendo el capital, a este acto se le denomina amortización.

 

Existen distintos métodos de amortización de pasivos que vamos a explicar a continuación:

 

· Método de cuotas constantes, lineal o francés

 

Es el método más utilizado en España. Al pedir un préstamo, pagamos unas cuotas fijas mensuales. Los primeros pagos son sobre todo intereses pero con el tiempo se empieza a amortizar el capital.

 

· Método de amortización al vencimiento o americano

 

En este método de amortización sólo se pagan los intereses y en la última cuota es cuando se paga el capital. En este pago de capital también se pagan los intereses correspondientes a ese último pago. Para usar este método, conviene tener el capital ahorrado. Hay gente que se abre una cuenta de ahorro.

 

· Método constante de capital o italiano

 

Consiste en abonar una cuota fija tanto de intereses como de capital. A medida que pase el tiempo se irán pagando menos intereses y más capital.

 

· Método de cuota creciente

 

Se paga una cuota que va aumentando a medida que pasa el tiempo. Este método sirve para los que al principio no pueden hacer frente a dicho pago pero que más adelante sí.

 

· Método de cuota decreciente

 

Se va amortizando mucho capital, al pagar tanto capital, los intereses se reducen y las cuotas también.

 

· Método de cuota fija con plazo de amortización variable

 

Se paga una cuota fija todos los meses pero el tipo de intereses sube. Si sube significa que el plazo del pago del préstamo se alarga.

 

A la par existen dos tipos de amortización anticipada que se produce cuando se amortiza un préstamo con una cantidad de dinero. Quizás la entidad financiera nos cobre comisiones por cancelación.

 

1. Amortización Parcial: se abona parte del dinero que debemos, ya sea reduciendo el tiempo de devolución o el importe de las cuotas mensuales.

2. Amortización total: se paga toda la deuda antes del fin de la fecha final del pago del préstamo.

 

Si quieres hacer esta tarea de forma sencilla, en Altai tenemos un software de contabilidad para Pymes que te ayudará a tener controladas las amortizaciones.




3

JUN 2016

0

¿Qué es el apalancamiento financiero?

Publicado por: Administración | Categorias: Contabilidad y Finanzas, Negocios

El apalancamiento financiero consiste en financiar una inversión con deuda, con recursos ajenos, para aumentar la rentabilidad del capital propio. Es una relación entre crédito y capital propio para invertir en una operación financiera. Para que quede más claro, es utilizar deuda para aumentar la cantidad de dinero que vamos a destinar a nuestra inversión.

Cuanta más deuda solicitamos, es mayor el apalancamiento y por tanto menor la inversión de nuestro capital, de esta manera cuanto más reducimos el capital propio mayor rentabilidad obtenemos. Pero cuidado, si aumentamos el apalancamiento el riesgo de no poder afrontar los pagos de la deuda es mayor.

La palabra “apalancamiento” en economía se usa para utilizar la deuda como palanca para aumentar las posibilidades de inversión.

Para invertir mediante un apalancamiento financiero en nuestro negocio hay que analizar bien la inversión. Cuanta deuda vamos a solicitar, cuanto capital propio vamos a usar y lo más importante como vamos a hacer frente a la deuda.

La razón por la que se usa esta fórmula financiera de inversión se debe a que posibilita la obtención de una mayor rentabilidad de nuestro capital en lugar de usar nuestros propios recursos.

Existen una amplia variedad de inversiones y operaciones para el apalancamiento financiero con una mínima aportación de capital propio. El apalancamiento es una herramienta financiera ideal para inversores con experiencia en este tipo de inversión que saben maximizar la rentabilidad.

Una de las condiciones esenciales para que se produzca un buen apalancamiento es que la rentabilidad de la inversión siempre sea mayor que el tipo de interés de la deuda.

Los apalancamientos financieros se clasifican en tres tipos:

  • Apalancamiento financiero positivo: se produce cuando la tasa de rendimiento de los activos de la empresa es mayor que la tasa de los intereses que debemos pagar por los fondos que ha obtenido en el préstamo. Es decir, que es productiva la obtención de fondos que provienen de un préstamo.
  • Apalancamiento financiero negativo: se produce cuando es improductiva la obtención de fondos que provienen de préstamos. La tasa de rendimiento de los activos de la empresa es menos a la de los intereses que debemos pagar.
  • Apalancamiento financiero neutro: se produce cuando es indiferente o igual, es decir que los fondos que hemos obtenido del préstamo, su rendimiento, es igual a la tasa de interés que pagamos por los fondos del préstamo.

 

Así que si decides apostar por esta táctica debes tener muy presente los riesgos que puedes sufrir por si no puedes cubrir la deuda obtenida. Apostar por un experto es la mejor opción si se decide usar esta herramienta financiera para tu negocio. Usar adecuadamente el endeudamiento es una buena vía para lograr mejorar la rentabilidad sobre los recursos propios de la empresa. Es esencial saber gestionar correctamente la cantidad de la deuda que hemos asumido.



24

MAY 2016

0

Diferencias entre contabilidad debe y haber

Publicado por: Administración | Categorias: Contabilidad y Finanzas, Negocios

A la hora de hacer la contabilidad es necesario conocer la diferencia entre Debe y Haber, es básico y esencial para que se conozcan las cuentas de resultados de la empresa o de tu negocio o de tu contabilidad financiera. Nos permite conocer las variaciones de nuestra situación económica o de la empresa.

En toda cuenta contable hay que anotar los valores que representan los movimientos que se van realizando en esa cuenta. En contabilidad, esos valores se representan en forma de T formando así dos columnas. En la columna de la izquierda va el Debe y en la columna de la derecha el Haber.

La cuentas en contabilidad se clasifican en dos grupos:

  1. Balance de situación: reflejan la situación de la empresa, lo que tiene y debe la empresa. Este grupo se divide en cuentas de activo y cuentas de pasivo.
  2. Cuentas de resultados: contabilizan operaciones de ganancias y pérdidas. Son las operaciones que modifican el patrimonio, modificando así también las cuentas patrimoniales. Este grupo se divide en cuentas de gastos y cuentas de ingresos.

 

Explicados estos dos grupos, ahora hay que diferenciar entre cuentas de activo y cuentas de pasivo:

  • Cuentas de activo: bienes y derechos como por ejemplo el dinero en el banco, en caja, las cuentas a cobrar, el mobiliario, etc.
  • Cuentas de pasivo: obligaciones y deudas como por ejemplo los impuestos a pagar, las deudas a proveedores, préstamos bancarios, etc.

 

Dentro de las cuentas de pasivo se encuentra el patrimonio neto donde se recogen las participaciones de los socios, las reservas de capital, los resultados pendientes de asignación así como el resultado del ejercicio en curso.

Y cuentas de gastos y cuentas de ingresos:

  • Cuenta de gastos: son aquellas cuentas que aglutinan los distintos tipos de gastos de la empresa como pueden ser los salarios y la seguridad social, el alquiler, los suministros, los seguros, etc.
  • Cuenta de ingresos: contabilizan las operaciones que aumentan el patrimonio de la empresa como las ventas de mercaderías, prestaciones de servicios, etc.


El mayor error que se produce a a la hora de hacer la contabilidad es indicar un valor en una columna que no le corresponde.

Primero vamos a explicar la diferencia entre Debe y Haber:

  • Debe: aquí se sitúan las cantidades deudoras. Se anotan los débitos y los ingresos. A esta operación se la llama “debitar” o “cargar”.

Las cuentas de activo y cuentas de gasto suman el Debe y restan por el Haber.

  • Haber: aquí debemos colocar las cantidades acreedoras. Se anotan los créditos. A esta operación se la denomina “acreditar” o “abonar”.

 

Las cuentas de pasivo, patrimonio neto y cuentas de ingresos suman en el Haber y restan por el Debe.

Cuando aumenta el valor de las cuentas de activo hay que situarlo en el Debe, en cambio cuando disminuye su valor ha de situarse en el Haber. Para el pasivo se hace a la inversa que en activo.



19

MAY 2016

0

Financiación de empresas ¿qué debemos tener en cuenta?

Publicado por: Administración | Categorias: Contabilidad y Finanzas, Negocios, Startup

A la hora de financiar nuestra empresa hay que tener en cuenta una serie de aspectos económicos y legales. Es un paso importante decidir quién va a financiar nuestra empresa y como, son aspectos realmente importantes a tener en cuenta.

Antes de pedir una financiación, hay que pararse a pensar, que necesidades tenemos, que cantidad real necesitamos y quién nos puede aportar esa financiación que tanto necesitamos.

Es por ello, que vamos a exponer algunos puntos a tener en cuenta antes de solicitar financiación:

  1. Analiza las necesidades reales de financiación que necesita tu empresa.
  2. Calcula la cantidad exacta que necesitas.
  3. Comprueba si puedes hacer frente a esa financiación, si puedes pagar las cuotas, existen simuladores de cálculo de cuotas. Es importante observar el beneficio que obtiene nuestra actividad en nuestra cuenta de resultados.
  4. No te endeudes, importante tener una reserva de imprevistos.
  5. Tener presente las garantías por si no puedes pagar, sea hipoteca, personal (todas nuestras pertenencias) o pignoración de activos.
  6. Documenta meticulosamente la solicitud de financiación, justificando las necesidades con presupuestos, facturas y previsiones, las garantías con la declaración de bienes como el registro de propiedad, fondos de inversión, acciones, etc., justifica tu capacidad de reembolso con documentación económica y detalla todas las operaciones bancarias.
  7. Prepara y diseña el expediente que vas a presentar, teniendo en cuenta los puntos anteriores, para solicitar la financiación. Debe incluir información económica, financiera, fiscal y mercantil.
  8. A la hora de exponer tu proyecto o necesidad de financiación, deben quedar claros tus objetivos de inversión.


Una vez que se tienen claros todos esos puntos, es hora de buscar la financiación más acorde a nuestras necesidades. Existen muchas opciones en el mercado actualmente pero siempre hay que elegir la más acorde a nuestras necesidades reales.

 Las fuentes de financiación que te exponemos son las siguientes:

  1. Préstamos o créditos bancarios: opción que conocemos de toda la vida. Parece que los bancos vuelven a tener confianza en los nuevos proyectos. Un ICO es otra opción a tener en cuenta.
  2. Sociedades de capital riesgo: crean fondos para invertir en empresas.
  3. Bussiness angels: son inversores privados. Lo mejor es buscar los más próximos a nuestra empresa.
  4. Amigos y familia: Es otra opción viable a tener en cuenta, no cobran intereses y no suelen tener prisas a la hora de cobrar la devolución del préstamo.
  5. Crowdfunding: ¿porque no comenzar una campaña de crowdfunding? Es buena alternativa de financiación.
  6. Subvenciones de la administración pública: actualmente existe una guía de ayudas nacionales para las empresas.
  7. Bootsrapping o capital propio: tú mismo cuantificas cuanto necesitas y en qué momento.


Con toda esta información, es hora buscar la financiación más adecuada de la manera más factible según tus necesidades reales. 



13

MAY 2016

0

Cinco ideas de negocio para 2016

Publicado por: Administración | Categorias: Emprendedores, Negocios, Startup

Si te estas planteando montar un negocio rentable, ser un emprendedor activo y contribuir al cambio de paradigma de la sociedad empresarial, te damos pistas contándote las últimas tendencias con nuestra selección de las cinco ideas de negocio más rentables para 2016.

Nos centramos en los nuevos aires de la sociedad, del mundo empresarial y de la innovación, teniendo en cuenta lo que funciona en el mercado. Os aconsejamos estabilidad, cabeza y un buen proyecto para empezar a emprender y montar un negocio rentable.


5 ideas de negocio:

  1. Ecología y sostenibilidad: todo lo que tenga que ver con el mundo ecológico y sostenible. Sea alimentación ecológica, moda sostenible, coches eléctricos…no porque sea un boom sino porque las nuevas generaciones se preocupan más por su salud y bienestar.
  2. Mascotas: creíamos que la moda de las mascotas había acabado, ¡pues no! Ahora no sólo nos preocupamos porque nuestras mascotas estén bien vestidas y abrigadas sino que cuidamos su alimentación, si es ecológica mejor, cuidamos su bienestar con masajes, su estado anímico con coaching perruno y su estética llevándoles a la peluquería. Es importante un buen entrenador personal.
  3. Coaching: bien orientado a empresas, a familias, a nivel personal o a mascotas. Es una realidad y cada vez más la sociedad acude a un especialista para reorientar su vida personal, laboral o empresarial.
  4. Marketing: estar en internet, en las redes sociales, ser el mejor y el primero, no sólo con tu negocio sino con tu marca, tu identidad personal. La asesoría en marketing es esencial en negocios que necesitan reorientar su negocio, incluso para los que están empezando.
  5. Aplicaciones: sabemos que hay muchas aplicaciones hoy en día en el mercado, pero empresas que se dedican a ellas no tantas y aplicaciones innovadoras realmente interesantes y rentables menos todavía.

Esperemos que os sirva de ayuda nuestra selección de las 5 ideas de negocio.



11

MAY 2016

0

Tipos de Préstamos

Publicado por: Administración | Categorias: Asesorías y Despachos, Negocios

Toda Empresa necesita de algún préstamo para obtener financiación bien sea para asignar el presupuesto a diversos proyectos, con fines de expansión, producción, etc. Es importante diferenciar entre préstamo y crédito que aunque se use indistintamente para calificar lo mismo, son productos financieros diferentes.

El crédito es la cantidad de dinero que un banco pone a disposición de la empresa con un límite fijado. Los intereses suelen ser más elevados y se puede renovar o ampliar la cantidad de dinero. La empresa no dispone del importe en el inicio sino que lo obtiene según sus necesidades mediante una cuenta o tarjeta de crédito. Paga intereses según el dinero que haya usado más una comisión, no sobre el total del dinero.

El préstamo es una operación financiera en la que el prestamista sea entidad bancaria o persona entrega una cantidad fija de dinero al inicio de la operación al prestatario que puede ser empresa o persona. En este caso como nos estamos centrando en la empresa, dicha empresa debe devolver el importe prestado junto con los intereses pactados en un plazo determinado. Los intereses son sobre el total del dinero prestado.

Los créditos son más apropiados para empresas que para particulares ya que suelen servir más para pagos, falta de liquidez, etc.

Nosotros nos vamos a centrar en tipos de préstamos para empresas:

  • Préstamos a corto plazo: son préstamos para empresas que necesitan una financiación concreta o por problemas de liquidez o para inversiones con una amortización a corto plazo. El plazo de devolución del importe prestado es máximo un año.
  • Préstamos a medio y largo plazo: sobre todo para empresas nuevas o que necesitan de un capital externo. Suelen ser destinados para equipos o activos inmateriales, etc. Si es de largo plazo a devolver en tres años, si es un préstamo a medio plazo su vencimiento está entre 1 y 3 años.

 

 




CONTABILIDAD

CONTABILIDAD

Programa de contabilidad muy completo para todo tipo de empresas. Integre la gestión contable, mercantil y fiscal de su empresa.

Leer más

FACTURACIÓN

FACTURACIÓN

Gestione las ventas de su empresa y tenga un control total a través de informes y estadísticas de venta. Incluye factura electrónica y e-commerce.

Leer más

LABORAL

LABORAL

Software de gestión laboral para la gestión completa de los trabajadores de su empresa. Integración total con Contrat@, Delt@ y Sistema RED.

Leer más
Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn
RSS